header image

¿Es malo que un cristiano se interese en la filosofía?

Por: Jorge Ostos

Descarga la versión PDF haciendo click aqui


 

Muchos se timbran, fruncen el ceño y quizá hasta se incomodan al escuchar nombrar la palabra «filosofía»; creo que incluso la ven como un pecado. La mayoría se aferra a lo que dice Colosenses 2:8 para enseñar que los cristianos no deben ni leer ni estudiar filosofía; pero eso no es lo que quiere decir Pablo. Él mismo es un adepto a la filosofía, lo que se evidencia en su interacción con los filósofos estoicos y epicúreos, quienes eran escuelas filosóficas muy conocidas en Atenas (Hechos 17:1-34). Lo que sí hace, es advertir a los creyentes que no adopten ninguna filosofía que no esté en conformidad con el conocimiento de Cristo. Los falsos maestros de Colosas mezclaron las filosofías terrenales con el Evangelio.


Entonces, antes de responder a la pregunta principal, respondamos ¿qué es la filosofía? Filosofía es el esfuerzo por pensar racionalmente y de manera crítica sobre las preguntas más importantes de la existencia.
Los filósofos están primeramente interesados en seis áreas: metafísica (el estudio de la naturaleza, estructura y características de la realidad), epistemología (el estudio del origen, naturaleza, límites, y veracidad del conocimiento), ética (el estudio del origen, naturaleza, significado y criterio de la bondad moral), teoría del valor (el estudio de lo que la gente valora y por qué), la estética (el estudio de la belleza y como las personas responden a ella), y la lógica (el estudio de los principios del razonamiento y la argumentación correcta). Hay muchas muy buenas razones para valorar el estudio de la filosofía, especialmente para los cristianos; algunas son:

  1. Promueve el pensamiento crítico: ser hechos a la imagen de Dios (Génesis 1:26-27) significa –entre varias cosas– que los seres humanos tienen habilidades intelectuales únicas. Y la Biblia nos enseña que los seguidores de Cristo deberían usar el don de sus mentes en el amor y servicio a Dios (Mateo 22:37). Más aún, las virtudes intelectuales como el discernimiento, la reflexión, el probar o pesar, analizar, y renovar nuestra mente son mandamientos bíblicos (Hechos 17:11; Romanos 12:2; 1 Corintios 14:29; Colosenses 2:8; 1 Tesalonicenses 5:21). El estudio de la filosofía expone a la persona a áreas importantes del pensamiento crítico y los principios de argumentación. Pensar claramente, cuidadosamente, y de manera reflexiva son beneficios del estudio de la lógica. El dedicar la mente a la gloria de Dios es un componente importante de la devoción cristiana. Y el estudio de la filosofía puede servir para preparar al creyente a un compromiso intelectual.
  2. Hay implicaciones filosóficas en las doctrinas cristianas: los creyentes deberían estudiar filosofía porque la doctrina cristiana contiene muchas implicaciones filosóficas. Por ejemplo, la doctrina de la Trinidad involucra una “esencia” (ser) y tres “subsistencias” (personas). Ambos términos usados para describir la naturaleza de Dios, son términos filosóficos en naturaleza. La mismo sucede con la doctrina de la Encarnación (Dios se hizo carne), donde Jesucristo es entendido como Uno, que posee una “esencia” humana y una divina. De nuevo, esta doctrina cristiana esencial está cargada de implicaciones filosóficas. Los atributos de Dios ya sean comunicables o incomunicables, envuelven categorías filosóficas de tiempo, espacio y conocimiento. Todos los eruditos medievales estaban de acuerdo de que la filosofía sirve para explicar y ayuda a defender las verdades del cristianismo histórico. Las verdades cristianas no pueden ser comprendidas de manera exhaustiva por nuestras mentes finitas, pero a través de la imagen de Dios en nosotros, el estudio, la Escritura, y el Espíritu Santo, podemos llegar a conocer grandes verdades espirituales y de manera entendible por nuestra razón. Dios no es un Dios ilógico. Por eso, tanto el misterio y el conocimiento acompañan la relación de una criatura con Dios. En resumen, todo cristiano –aunque no lo quiera– usa la filosofía para definir y defender su fe.
  3. La gente rechaza el cristianismo es en el campo filosófico: la mayoría de los argumentos que la gente tiene para rechazar a Dios envuelven directamente connotaciones filosóficas. Preguntas sobre la existencia de Dios, Su atributos, y la relación entre la fe y la razón, entre otros, caen en el terreno de la filosofía.

La historia de la Iglesia revela que la filosofía siempre ha jugado un papel importante en los creyentes al momento de proclamar el Evangelio. La filosofía es vital en la defensa del Evangelio, y la Escritura nos manda a defender y contender por la fe (1 Pedro 3:15; Judas 3). En el Antiguo Testamento los profetas apelaban por argumentos para proclamar las verdades de Dios ante los paganos (Isaías 44-45; Amós 1-2). Argumentos sobre la creación, sobre la ley moral, sobre el universo, etc. En el Nuevo Testamento vemos lo mismo con los apóstoles (Hechos 17:2-4; 17-31; 18:4; 19:8). El gran problema del cristianismo en los últimos 100 años ha sido la ignorancia y la falta de entendimiento y conocimiento de las Escrituras, hemos caído en un peligroso estado de simplicidad e ignorancia. El Espíritu es quien nos da entendimiento, pero usa nuestras habilidades también y por esa misma razón somos tan redundantemente mandados a estudiar y escudriñar las Escrituras.


Finalmente, y después de ver estas cosas, podemos responder ¿es malo que un cristiano se interese en la filosofía? No, en lo absoluto. Más bien, la filosofía es una herramienta –diría yo– vital para todo cristiano. El problema está cuando la filosofía se vuelve un ídolo o un objetivo en sí mismo, y nos desvía de Dios. Sin embargo, este es otro tema, pues el problema no es la filosofía sino el corazón de ser humano; esta «desviación de Dios» puede ser causada por cualquier otra cosa (incluso hasta la misma teología). Así que, te animo a que no tengas miedo de estudiar filosofía.

 

[top]


 

Service Times & Directions

Weekend Masses in English

Saturday Morning: 8:00 am

Saturday Vigil: 4:30 pm

Sunday: 7:30 am, 9:00 am, 10:45 am,
12:30 pm, 5:30 pm

Weekend Masses In Español

Saturday Vigil: 6:15pm

Sunday: 9:00am, 7:15pm

Weekday Morning Masses

Monday, Tuesday, Thursday & Friday: 8:30 am

map View larger map
6654 Main Street
Cincinnati, OH 45202
(513) 555-7856